Zorroclocos E LOBOS

Papel, tinta y grapa son tres de los básicos con los que estos artistas se iniciaron en el mundo del fanzine. Lo que para muchxs comenzó como una necesidad de expresión durante la adolescencia, ha acabado por culminar en la creación de la feria de Autoedición que hoy conocemos bajo el nombre de Zorroclocos E LOBOS.

Nos reunimos con Godoy, Akira Sanz, Fran Sythe y, Ansia Lánguida, cuatro de los integrantes del Zorroclocos, que junto con Magius, Dr.Zombie, Rodeo Ródenas y Nasty Franky forman el equipo organizador del festival, para que nos cuenten más sobre la fanzineología, sus inicios en esto de la autoedición y el origen de la feria de Autoedición de la Región de Murcia.

¿Por qué decidís montar un festival de autoedición?

Godoy: Bueno, estos festivales los solemos montar la gente que hacemos cosas que por economía y por espíritu no vemos que tengamos cabida en otro sitio.

Akira Sanz: Los salones que se montan en España, al igual que los que tienen lugar aquí en Murcia, como podría ser el Salón del Manga, se montan para recaudar pasta. Y lo que da pasta es que venga un artista que vende muñecos u otro tipo de merchan que tengan tirón y que te pague. Incluso hay tiendas de tebeo que pasan de ir a esos salones porque no les sale a cuento.

Cartel del Zorroclos E LOBOS 6

¿Qué requisitos tiene que tener una publicación para ser considerada un Fanzine?

Godoy: El Fanzine puede ser un comic, puede ser ilustración, político, agenda cultural (o contracultural) como es el caso del fanzine local ‘Murcia Tropical’… Depende de con quien hables puede enfocarlo más en una cosa u otra. El fanzine es un continente y puede abarcar cualquier contenido.

Akira Sanz: Un fanzine puede ser de poesía, literatura, una mezcla de todas las cosas…

¿Sería un formato que lo admite todo?

Godoy: Sí, el fanzine es un continente, en él cabe cualquier tipo de arte o de expresión.

¿Qué diferencia un fanzine de una publicación digamos más profesional?

Godoy: Se podría decir que un magazine es una revista profesional y un fanzine una revista amateur, hecha por fans.

Akira Sanz: Ahora mismo esa línea es un poco difusa. Gracias a la tecnología, hay una democratización de la impresión. Hay cosas que ves rollo fanzines “entre comillas” que son de tapa dura, a color, con encuadernación y lomo…

Ansia Lánguida: Por aquel entonces a eso se le llamaba prozine. Les llamábamos así, y de hecho, había cierta reticencia ya que era considerado demasiado “guay”.

Godoy: Yo recuerdo participar en un fanzine de Manu Riquelme, que todavía lo hacía fotocopiado, recortando y pegando, y volviendo a fotocopiar, que es como se hacían en un principio. Eso es lo que digamos que la gente más ‘pureta’ entiende como fanzine.

Como decía Akira, ahora mismo son fronteras muy difusas, porque en la práctica es muy raro que hagas un fanzine en fotocopia hoy día. Lo normal es que vayas a una copistería e imprimas en digital. Al final se trata de algo que te hayas pagado tú de tu bolsillo.

Foto: Isidoro Puerta

¿Cuál fue vuestra primera publicación?

Ansia Lánguida: Nosotros cuatro nos juntábamos para dibujar, beber y fumar canutos. Nuestra primera publicación empezó a raíz de un momento en el que los colegas se separaban, muchos se iban a Barcelona a vivir… y en el que decidimos hacer un blog donde volcar nuestras movidas. De ahí surgió todo.

Godoy: En principio el blog era para nosotros, era como un juego. Una vez que vimos que se acumulaba material fue cuando decidimos seleccionarlo y sacarlo, así surgió el Momic.

Foto: Zorroclocos E LOBOS

¿Qué es el Momic?

Ansia Lánguida: Fue el primer fanzine que lanzamos allá por el 2003-2004, que funcionó a modo de revista. De hecho, el primero salió de imprenta a una tinta. Nos juntamos todos los colegas y cada uno aportó lo suyo. Fue muy bonito porque aquello desvarió de una forma tremenda. No fue empezar desde muy abajo, con cosas muy seleccionadas y acabar siendo una cosa muy grande. Sino que aspiramos a hacer algo muy grande, ya que por aquel entonces éramos muy diseñadores, íbamos muy del palo y queríamos hacer una cosa muy cuidada, y aquello acabó convirtiéndose en una auténtica maravilla llena de mierda [risas].

Godoy: Viendo que en el blog no paraba de acumularse el material decidimos sacar el Momic. Primero sacamos unos números, después se dejó parado un tiempo y cuando lo retomamos, fuimos picando a colegas, e incluso la gente a la que le gustaba el blog nos mandaba colaboraciones, y en ese momento fue cuando sacamos tres números cada uno de 60 páginas.

Ansia Lánguida: Era tan grande que ni cerraba…Yo estoy convencido de que si eso saliera ahora Murcia explotaba, ¿60 páginas por 1€? Con toda la mierda que había ahí…

Godoy: Lo bueno que tuvo el Momic, es que nos soltamos mucho. Había de todo: dibujo, tebeo… era un fanzine muy de letra, narrativo y de chiste. No solo de ilustración sin más.

Akira Sanz: Lo cierto es que era muy diferente todo, un cajón de sastre lleno de contenidos.

¿Para los que no lo hemos conocido, qué clase de contenidos podías encontrar en el Momic?

Godoy: Quizá, la línea o el hilo narrativo era el humor escatológico…era muy canalla. Para que te hagas un idea, mi primera colaboración en el Momic era un tebeo mudo de tres páginas, una mezcla entre Francis Bacon y David Lynch. Una cosa muy bizarra…

Akira Sanz: Lo mejor era que la gente nos preguntaba que cuando íbamos a sacar el siguiente. ¡Era auténtica diarrea mental!

Godoy: Partimos de un momento en el que, aunque ya existían fanzines desde antes de que naciéramos, no estaba tan de moda. No lo digo como una crítica, sino que hoy día tú entras al mundo del fanzine y ya existen festivales como el Zorroclocos, incluso en una ciudad pequeñita como es Murcia. En la actualidad el fanzine ya aparece en publicaciones como Mondosonoro, PlayGround o Vice. Es decir, ya hay una popularidad y sabes a lo que vas. Pero por aquel entonces para nosotros todo esto era una macarrada.

Ansia Lánguida: Un fanzine cubre una necesidad. Ya sea a nivel individual para darte a conocer o enseñar tu material, o bien a nivel colectivo para cubrir esa necesidad de hacer cosas con tus colegas y acabar dándoles forma. Y eso fue lo que pasó.

Foto: Isidoro Puerta

Y qué hay del Zorroclocos… ¿en qué momento decidís organizar vuestro propio festival de autoedición?

Godoy: La primera vez que se habló de ello fue estando en Tenderete, en Valencia. Allí nos conocimos en persona Diego Corbalán alias Magius y yo. Magius es de Murcia y aunque cada uno conocíamos el trabajo del otro no nos conociamos en persona. Allí fue cuando se habló de que en Murcia molaría que se hiciera alguna cosa.

Un poco más adelante Fran Fernández, autor de tebeos, junto con otro colega suyo montaron un festival llamado Burundanga en la Nave Puente Tocinos. Allí fue donde conocimos a Nasty Franky y a Dr.Zombie, que aunque no participaron sí asistieron como público. También estaba participando Joaquín Guirao, todos ellos, parte integrante de los que empezamos con la Feria de Autoedición.

En 2014, Diego alias Magius nos dijo que estaba organizando un mercadillo en Ficciones. La mayoría de los que participábamos hacíamos fanzine, por lo que al final se acabó por delimitar que el Zorroclocos fuera más centrado en la autoedición en sí, que en un sentido más general como la ilustración.

La sexta edición de la Feria de Autoedición de Murcia

¿Cuales son los requisitos para entrar en el Zorroclocos?

Godoy: Lo que nos interesa es que prime el concepto de autoedición. La norma general es que no entre nadie que no tenga Fanzine.

Akira Sanz: Cuando se hacen las votaciones, cada uno tiene en mente como quiere que sea el festival.

Ansia Lánguida: Cada uno vota según como entienda la autoedición y así es como salen los paricipantes.

Fran: A veces no es que te comas la cabeza pensando como quieres que sea el festival, es simplemente que ves algo que te gusta y quieres que entre.

Godoy: Creo que el requisito es que sea autoedición y que sean cosas que no tengan cabida en otro lugar. Puede haber gente muy guay estéticamente y que haga algo que veamos en otra feria o salón del comic. Nosotros vamos buscando que aún siendo autoedición, sean cosas alternativas y que se salgan de la corriente principal. Aunque damos especial importancia al fanzine

Akira Sanz: Si te das una vuelta por la feria, hay un cierto espíritu, una cierta coherencia, que pese a la diversidad de artistas la envuelve con un mismo hilo conductor.

¿Y el nombre Zorroclocos E LOBOS de dónde viene?

Godoy: Fue idea de Magius, él es muy fan del fólcrore murciano, es un termino que significa ‘día en el cualo no se trabaja ná’, o sea, un día de fiesta. Y también tiene una connotación de un personaje pícaro, en fin… por la cosa del autoeditor, sería un personaje que se lo guisa y se lo come, al margen de la corriente principal.

¿Cuál diríais que es la filosofía de la autoedición?

Fran: Es un término que tiene cierta ambigüedad hoy en día, ¿qué es autoedición? ¿el qué se ha hecho el fanzine entero o el que lo ha llevado a una imprenta ya no lo consideramos autoedición por qué no lo ha impreso él mismo? Es un término que da mucho juego.

Godoy: Yo creo que tiene que ver con una filosofía, con una actitud. Lo que hoy en día se le llama el DIY o 'Hazlo tú mismo'. No necesitas que esto te lo publique una gran editorial, y precisamente vivimos unos tiempos -y más en este país-, en donde aspirar a ganarte la vida con la ilustración es muy complicado. Con lo cual, es un momento que invita bastante a hacerlo cada uno a su bola, corriendo con los gastos por su cuenta.

Akira Sanz: La democratización de la tecnología que comentaba antes te permite autoeditarte y hacer algo por tu cuenta que en muchas ocasiones sabes que no podría tener cabida en una editorial.

Foto: Isidoro Puerta

¿Por qué seguís editando en papel?

Godoy: Es interesante porque es una época en la que todos esos contenidos podrían estar en Internet pero a nosotros nos apetece tenerlos en físico. Es para un público que esta interesado en el papel. Yo en mi caso hasta que no lo veo en papel y grapa, no tengo la sensación de haberlo terminado.

Akira Sanz: Todos venimos del formato físico. Nos hemos criado con eso. Nos gusta tocar la textura del papel cuando leemos, ir de adelante para atrás… la experiencia que te da el papel.

Ansia Lánguida: La autoedición va por ahí, cubres la necesidad de enseñar tu material, pero a parte entiendes como fin último de ese material que sea una cosa tangible.

Fran: Para mi, el fin último es la feria donde ya acabas de compartir ese trabajo una vez finalizado.

¿Cuál es el valor añadido que da el papel a un seguidor del fanzine?

Akira Sanz: El papel admite todo tipo de formatos.

Godoy: Si tú tienes un fanzine pensado, como fue 'Fiebre Amarilla' el homenaje a los Simpsoms que hizo Joaquín, que era un papel muy grueso (cartón de kilo lo llamaba yo), amarillo, impresión tinta negra... el tipo del papel, el formato, si es cuadrado, apaisado… el papel te permite jugar con el formato de tal manera, que tú cuando lo ves en el ordenador no puedes percibir todos esos detalles.

Ansia lánguida: Son cosas que no te permite Internet.

Fran: Incluso una editorial tampoco te lo va a permitir porque saldría muy caro...

Ansia Lánguida: A nosotros, en Ansia Lánguida era una de las cosas que más nos llamaba la atención, ese juego. Desde la misma portada, no puedes leer el texto si no te vas a un espejo. La autoedición es crear una experiencia.

Godoy: Hay otros fanzines que son desplegables y depende de cómo lo pongas coinciden unas imágenes con otras. No es un mero coger lo que hay en la pantalla e imprimirlo, sino que se juega con el formato.

Akira Sanz: Normalmente empiezas haciendo fanzine de grapa y llega un momento en que buscas que tu fanzine sea un objeto en sí mismo.

Godoy: Aunque hay gente que sigue haciendo el clásico con grapas, la democratización de hoy que comentaba Akira hace que te plantees con más facilidad jugar con los formatos, lo que te lleva a explorar todas estas posibilidades.

¿Para cuándo la próxima edición del Zorroclocos?

Godoy: Tenemos que cerrar fechas pero en principio para noviembre, suele ser cada 6 meses. Así que para noviembre más menos, cae.

Foto: Facebook Zorroclocos E LOBOS