Moda ética a ritmo de punk

Alexandra Cánovas y Martaé Martínez son Las CulpaSS. Dos diseñadoras murcianas que, cansadas del discurso habitual que encontraban en el mundo de la moda, decidieron crear su propia marca de ropa y complementos para mujeres y hombres reales alejadas de los eslóganes dañinos de la industria consumista. Nos reunimos con ellas para charlar y que nos cuenten más sobre sus inicios, la situación actual de la marca y cuáles son sus planes futuros, así como sobre el trasfondo social de este proyecto tan bonico.

Empezasteis en 2010 a raíz de estudiar diseño de moda y joyería, ¿cómo es ese momento en el que os sentáis juntas y decís “vamos a crear una marca de ropa en común que son Las CulpaSS”?

Alexandra: Nosotras nos conocemos desde los 15 años o por ahí, nos entendíamos bien haciendo parches y pintando camisetas con ideas estéticas. Mientras estuve estudiando el Erasmus en Portugal, hice una ropa para un desfile y le encargué a Marta –que por ese entonces estudiaba en Madrid- la joyería que necesitaba para el desfile de fin de curso. Y nos gustó el resultado. Más tarde nos volvimos a ver en Madrid durante el verano, por aquel entonces acabábamos de terminar de estudiar y no nos veíamos trabajando en Inditex. Así fue como decidimos montar algo en común.

Martaé: De primeras no fue “vamos a hacer una marca de ropa”, queríamos hacer algo juntas y decidimos hacer una colección para presentarla a concurso e intentar meternos en este rollo de los certámenes de moda y tal, pero con un discurso alternativo, más subversivo y acorde con lo pensamos.

via GIPHY

Cuándo empezáis en esto lo hacéis pluriempleadas, con la motivación y el esfuerzo que eso conlleva, ¿cómo fue ese proceso de años trabajando a dos bandas?

Alexandra: Agotador [risas].

Martaé: Muy cansao. Da igual cual sea el otro trabajo que tengas. En mi caso concreto estaba en hostelería y demás, y eso es muy cansado. En el caso de Alexandra, trabajaba de diseñadora y también lo era. En ocasiones teníamos que viajar... así que imagínate: compaginar una jornada laboral completa, y una vez terminada seguir trabajando con esto...

Alexandra: Era cansado pero seguía siendo motivador porque siempre hemos visto buena respuesta por parte de la gente. Sabemos que es un proyecto que mucha gente veía necesario. Debería de haber muchos más proyectos que tengan unos valores detrás. No sólo diseñar por el mero hecho de vender y consumir, si no que tengan un trasfondo social.

Vuestro proyecto tiene una filosofía muy marcada, ¿cómo describiríais la moda que hacéis?

Martaé: Nosotras proyectamos una imagen más subversiva y alternativa de lo que habitualmente estamos acostumbradas en el mundo de la moda. Hablo de la imagen de la mujer, la actitud y el rol que desempeñamos dentro de este mundo. Por eso intentamos mostrar otras alternativas a través de los diseños que creamos, tanto de las camisetas como de las colecciones, es decir, de las prendas en sí. Consideramos que como marca nuestra responsabilidad es mostrar abiertamente los valores que estamos difundiendo. En el mundo de la moda se da pie, en el caso de las mujeres, a generar todo tipo de inseguridades, desordenes alimenticios, la idea irreal de alcanzar una perfección que no existe, etc. Por eso decidimos crear una marca de ropa con la que nos sentiéramos identificadas.

¿Es por eso por lo que vuestros diseños están planteados de forma unisex? ¿quizá por romper con esos estereotipos?

Alexandra: Sí, claro. No queremos delimitar.

Martaé: Eso es. Nosotras nos somos nadie para delimitar y decir si algo es de chico o de chica, nuestra ropa se la puede poner quien quiera.

Pasarela realizada por Las CulpaSS en el 2º desfile de moda Centro Párraga de Murcia

Habladme de los materiales que utilizáis, se qué usáis mucho material reciclado ¿de dónde lo sacáis?

Martaé: Para la producción de las colecciones buscamos almacenes de retaleros en la Región y les compramos los tejidos, pero tienen una continuidad muy corta porque son excedentes de fábrica procedentes de grandes colecciones.

Alexandra: A lo mejor llegas y hay tres metros, cinco metros de un material… nosotras cogemos esos excedentes y los reutilizamos.

Martaé: Eso hace que sean ediciones muy limitadas. Lo cual determina nuestra producción, quizá de esa colección salgan diez prendas y no más.

Alexandra: por otro lado, el cuero empleado en las pistoleras lo reciclamos de una empresa de calzado que lo desecha y nos lo da. Los bolsos que hacemos con sujetadores los reciclamos de prendas que nos da la gente. Y las cosas que compramos intentamos que sean de aquí: las hebillas, por ejemplo, son de Alcantarilla y las cremalleras las compramos en Valencia. Nos gusta saber la procedencia de los materiales que empleamos en nuestros diseños.

Foto: LasCulpass Vuestra producción es limitada, ¿aproximadamente cuantas piezas llegáis a sacar de cada prenda?

Martaé: Lo máximo que hemos hecho han sido 20 de cada una. De lo que es la ropa de colección.

Alexandra: De las camisetas y sudaderas si que producimos más, pero también, y por lo general, sacamos unas poquitas y si se venden bien sacamos algunas más, y sino, pues no se venden. Eso es cosa del slow fashion, no fabricar a destajo para vender al precio que sea y meterle la producción a la gente por los ojos hasta la saciedad.

Martaé: Nuestro proyecto en concreto depende mucho de lo que quiere la gente. Si hemos llegado hasta aquí es porque había gente que estaba demandando un proyecto como el de Las CulpaSS. Se trata de tener un diálogo constante con la gente para saber que es lo que quieren.

Foto: LasCulpass

Habéis mencionado el slow fashion, ¿qué significa realmente ese término?

Alexandra: Slow Fashion es no ir con lo que dictaminan las tendencias ni la gran masa. Esa necesidad consumista que dictan las grandes cadenas de ropa y que imponen al consumidor modas que hacen que lo que te compres esta temporada este pasado la próxima.

Martaé: Es el término contrapuesto al fast fashion. Nosotras sacamos la ropa de verano cuando se acerca el verano y la ropa de invierno cuando es invierno. Y no hay más [risas].

En cuánto a la calidad de vuestra prendas, tengo entendido que intentáis que mantenga ciertos estándares, ¿es cierto?

Alexandra: Sí, intentamos que así sea. Aunque de vez en cuando tenemos algún chasco... sabemos que no somos perfectas [risas] y alguna vez nos ha salido una prenda un poco rana, pero intentamos que las cosas sean duraderas y que si te compras algo nuestro hoy, dentro de cinco años te siga gustando, te lo sigas poniendo y te dure.

Foto: LasCulpass

¿Cómo es el proceso creativo que lleváis a cabo con cada colección? ¿Decidís sentaros y poneros manos a la obra o es más bien cuando a una se le ocurre algo lo comenta a la otra y así comienza todo?

Martaé: Si que hay un momento puntual en el que toca fase diseño pero previamente, bueno, casi todo el tiempo suele ser “se me ha ocurrido esto” y se apunta en el sitio de las ideas para que cuando nos pongamos a diseñar podamos recurrir a ellas.

Alexandra: Normalmente hay tema que queremos tratar o cosas que nos inquietan más. Por ejemplo, en un momento determinado queremos centrarnos en la regla -porque es un tema que nos ronda la cabeza- y cuando vamos a sacar colección recurrimos a él.

Martaé: Es un proceso que antes era mucho más extenso, nos explayábamos más. Teníamos mucho tiempo para pensar y nos tirábamos tres y cuatro meses diseñando. Ahora se ha convertido en nuestro día a día y cuando toca diseñar se diseña, el resto del tiempo se trata de ir guardando ideas sobre lo que estamos haciendo para cuando llegue ese momento sacarlas y ponerlas en marcha.

Y los nombres de vuestras colecciones cómo se os ocurren, porque son super graciosos, ¿primero os viene el nombre y luego sacáis la colección?

Alexandra: Van de la mano. A veces se nos ha ocurrido el nombre, o simplemente nos gusta y queremos usarlo como el de ¿Somos punkis o gominolas? Que es una frase que dicen los colegas y nos hace mucha gracia, o en el caso de Periodo de guerra -que fue una colección sobre la menstruación- nos surgió a raíz de un brainstorming de palabras que tuviesen relación con el tema.

Martaé: La última, Culpables de la extinción de los dinosaurios es por una amiga que le dice mucho culpable a sus perros y entonces fue en plan “culpables hasta de la extinción de los dinosaurios” [risas].

Colección Culpables de la Extinción de los Dinosaurios También hay otros más serios como es el caso de Evolución o Barbarie, ¿qué me decís de ese?

Alexandra: Sí, bueno. Ese es el menos gracioso. Ahí estábamos muy cabreadas [risas] lo cual tampoco esta mal para transmitirlo de vez en cuando.

Sin duda, habéis logrado crear una buena comunidad culpable…

Alexandra: Sí, la gente se siente culpable y mola mucho [risas].

Martaé: Es muy emotivo.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Alexandra: Pues sacamos colección nueva para octubre al igual que hacemos todos los años -hacemos una al año porque no nos da la vida para más-, y seguir sacando parches, pistoleras y camisetas a lo largo de toda la temporada.

Martaé: A parte de eso, participar en todo lo que nos propongan. Este año queremos viajar más. Nos gustaría subir a Bilbao para ver si podemos movernos más por el Norte.

Alexandra: Sí, poder movernos un poquito. Que nos de la empresa para eso [risas].

Entrada al Showroom de Las Culpass